Anni Espar: “Podemos marcar un antes y un después en el waterpolo español”

Anni Espar nació en Barcelona un 8 de enero de 1993. Con 20 años ya ha sido campeona del mundo junior, campeona del mundo absoluto, plata en unos JJOO, campeona de la Copa de Europa con el CN Sabadell, ha ganado la liga española, la Copa del Rey, la Supercopa de España y el título universitario de la NCAA con la Universidad de USC. A título personal, en 2012 fue designada como la mejor jugadora de waterpolo en Europa por la LEN. Solo le falta la Supercopa de Europa y el oro en los JJOO. Si lo consigue quizá estaremos hablando de la waterpolista con mejor palmarés de la historia. Después de un año muy exigente donde ha jugado para los Trojans, y ha disputado el mundial absoluto y junior en un mismo verano, Anni ha vuelto a casa, al equipo con el que ha tenido los mayores éxitos. Allí, en el CN Sabadell, nos recibe después de entrenar.

¿Cuál es el objetivo de esta temporada? 

A nivel de liga española es ganarla, siempre respetando a los rivales, pero creo que tenemos el nivel suficiente como para ganar. Y después, creo que el objetivo principal es hacer un buen papel en Europa, intentar ganar la Supercopa De Europa y clasificarnos para la Final Four.

¿Cómo afrontas una temporada que vienes de ganarlo todo?

Todas sabemos que lo difícil del deporte de élite es mantenerse arriba; a pesar de que el año pasado lo ganáramos todo no quiere decir que este año sea igual porque los otros equipos también trabajan para ganar, y nosotros tenemos buen equipo para hacer un buen papel, pero ni estamos confiadas ni el contrario. Nosotros entrenamos mucho para conseguir lo mismo que el año pasado y estar allí arriba.

¿Es malo que haya tan poco nivel en la liga?

Sí que nos gustaría que fuera más igualada, porque así estaríamos más preparadas para competir en Europa, pero sabemos que es lo que hay, y por eso hacemos entrenamientos tan duros y jugamos contra chicos para entrenarnos.

¿Cuál consideras que es la liga más competitiva de Europa?

Entre la rusa y la italiana. Probablemente sea la italiana.

¿Te planteas en un futuro marchar a alguna de estas dos ligas?

Nunca descarto nada, pero Rusia seguramente no. He ido muchas veces y no es mi lugar preferido. E Italia no lo descarto, pero ahora me apetece estar aquí.

¿Aunque fuera una utopía, te gustaría que el Barça tuviera sección de waterpolo?

¡Me encantaría! A pesar de que veo difícil ya  que cada vez recortan más en secciones

¿Para jugar con el Barça o competir con el Barça y aumentar el nivel de la liga? 

Para jugar allí ¡Nos vamos todas del Sabadell!

¿Incluso Jennifer?

Por ganar seguro que vendría.

Hablando de ganar, prometiste hacer una media maratón si ganabais el Mundial, ¿has cumplido? 

Todavía no. No sé cuando la haré, pero hoy he entrenado 7 kilómetros así que poco a poco.

Anni Espar con la Selección

¿Cómo empieza tu aventura en el waterpolo?

De pequeña también hacía más deportes. Hacía baloncesto, tenis y natación y llega un momento que cuando estoy en el CE Mediterrani hago las dos cosas: natación y waterpolo. Vi que me gustaba más el waterpolo porque era más divertido, por ser un deporte de equipo y me lo pasaba más bien con los compañeros. Y llega un momento que tengo que decidir entre el baloncesto, tenis y waterpolo. Entonces, me ofrecieron una beca en el CAR de Sant Cugat y creo que aposté bien.

¿En qué momento lo decidiste?

A los 12 años. Me acuerdo que me decían que si me hubiera dedicado a la natación lo hubiera hecho muy bien, pero acabé aquí.

¿Cómo una hija de un jugador de balonmano acaba en waterpolo?

Mis padres siempre me han dejado hacer el que yo quería. No me impusieron hacer ningún deporte. Me dijeron que hiciera el que me gustara, me dejaron probar varios deportes y al final fue el waterpolo.

¿Ha sido fácil ser reconocida como Anni Espar y no como la hija de Xesco?

Sí es verdad que ahora me conocen como Anni. Antes me conocían como la hija de Xesco. pero ahora mi padre me dice que es a la inversa. Ahora a él le dicen que es él el padre de Anni.

Cuando eras pequeña e ibas al Palau Blaugrana a ver a tu padre, ¿qué sentías?

Ir a verlo allí y entrenar a un equipo como el Barça de Balonmano me hacía mucha ilusión. Los deportes siempre me han gustado mucho. También he disfrutado del fútbol y el Barça.

¿Qué parte de culpa tienen tus padres?

Mis padres me han dado los valores que tengo, la importancia del deporte y hacer lo que hago.

¿Querías ser lo que eres ahora?

Sí. Siempre me han gustado los deportes. No me importaba el deporte, me gustaba mucho el baloncesto y el tenis. Yo quería seguir haciendo deporte y ver hasta donde llegaba. Mi sueño era ir a unos JJ.OO.

¿Y cambiarías algo del pasado?

No lo cambiaría, pero sí me hubiera gustado combinar más deportes durante más tiempo. 

¿Cómo es un día normal en la vida de Anni Espar?

Me levanto temprano, sobre las 7 de la mañana. Entonces voy a la universidad y tengo clase hasta las 12 del mediodía. Después vengo a entrenar aquí, hago el entrenamiento de la mañana hasta las 14:30. Me voy a comer y después voy a estudiar un rato, y por la tarde volvemos a entrenar a las 7 o 8 de la tarde hasta las 9:30 o las 10.

Y con esta vida, ¿es duro llegar hasta aquí?

Es sacrificado, pero si te gusta tiene su recompensa. Si haces lo que te gusta se te hace más fácil el camino.

¿Se puede vivir del waterpolo?

Yo creo que no. Y aquí en España aún menos. Puedes vivir el año que estás jugando pero cuando te retiras no creo que te hayas ganado la vida. Existen las becas que ayudan.

Imagen

Tú el año pasado tuviste una, por ir a jugar a la NCAA. ¿Cómo te llegó la oferta de ir a los Trojans?

Yo siempre había tenido en la cabeza la idea de marchar fuera desde que supe que era una posibilidad. Y después, el entrenador del USC me vio jugar y le comentó a una jugadora suya  que era alemana (que en un europeo coincidimos) que me dijera que estaba interesado en mí. Entonces empezamos el contacto y a través de una agencia (AGM) me ayudaron con los temas de papeles.

¿Tenías más ofertas de otras universidades?

Sí. De Hawai, San José y otras…Creo que USC era donde tenían uno de los mejores entrenadores y era muy buena universidad y al final decidí por ésta.

¿Cómo es jugar allí? ¿Hay mucha competencia?

Es diferente. Para jugar allí tienes que ser universitario. La mayoría somos jóvenes,  así que hay mucha competencia, pero donde más se notó fue en la final. Nosotros teníamos un equipo muy fuerte, pero Stanford era el equipo donde estaba Melissa (actuales compañeras) y dos jugadoras más olímpicas y tenían muy buen equipo. La final es uno de los partidos donde me he cansado más jugando a waterpolo.

¿Qué te llamó más la atención de allí?

Cómo vivía la gente el deporte. Me habían dicho que era bestial, pero lo comprobé realmente. No sólo el fútbol americano, sino muchos deportes. La gente, vienen a vernos, lo disfrutan. También el espíritu de la universidad, todo el mundo vivía mucho el hecho de ser Trojan, veías en la universidad gente con las camisetas de la USC… lo viven mucho.

¿Qué sentías las horas antes de aquel partido?

El año pasado fue muy duro. Habíamos entrenado mucho. Sabía que era un partido muy importante y nos lo jugábamos todo, quería darlo todo. No era ni nervios ni tensión. Era unas ganas de que necesitaba jugar ya. Me acuerdo que le comenté a una compañera antes del partido que nunca había jugado una prórroga con gol de oro y que le dije que algún día me gustaría jugarla y obviamente ganarla, pero le dije que hoy no era el día, y al final pasó…

¿Os vio mucha gente en la final?

Jugábamos en Boston y aunque la mayoría de equipos eran de la Costa de California, las gradas estaban llenas. Los padres de las compañeras de mi equipo vinieron, familiares. Mucha gente.

En un artículo en Mundo Deportivo, decías que el gol que habías marcado lo entrenabas…

Al final de los entrenamientos, me quedaba con otro jugadora sólo para lanzar a portería. Un ejercicio consistía en disparar, tocar el palo y que entrase la pelota. Hasta que no marcaba dos goles seguidos no me iba.

¿Te imaginabas que ese entrenamiento tendría tanta trascendencia?

Lo hacía para entrenar más, para pasarlo bien después del entrenamiento. No sabía realmente que en el día de la final podía marcar un gol así, pero supongo que todo pasa por alguna razón…

¿En aquel momento ya tenías decidido volver a casa?

En aquel momento, mi intención era volver a ganar con los Trojans. Pero después vi que volver con el Sabadell podía ganar grandes cosas. Vi que en Sabadell estaba bien y decidí quedarme. Aún así, durante el verano todavía no lo tenía claro.

Pero decidiste volver. 

Nunca está mal volver a casa.

Necesitabas descansar supongo…

Se juntaron varias cosas también, pero sí. Al haber tenido un verano tan largo necesitaba unas vacaciones. Tenía que marchar después de haber acabado el Mundial Junior en Volos, ya que el día después empezaban las clases. Necesitaba unas vacaciones y me apetecía volver a casa, jugar con el Sabadell y ganar títulos que no he ganado nunca como la Supercopa de Europa.

Tu hermana ha ido este año a la universidad de San José, ¿le has dado algún consejo?

Qué disfrute de la experiencia, pero que vaya también a pasarlo bien.

Anni Espar con el título de la NCAA

Anni Espar con el título de la NCAA

¿Son injustos los medios con el waterpolo?

Ahora cada vez creo que lo son menos. Se nos está teniendo en cuenta últimamente en la radio. No tanto en la TV todavía, pero, esperamos que poco a poco salgamos más en los diarios y seamos más importantes.

¿Como una campeona del mundo absoluto días después compite el mundial junior?

Le doy importancia a las categorías. El resto de compañeras, que no estuvieron en el mundial absoluto, merecían que jugadoras como Marta Bach, Roser o yo  estuviéramos allí y diéramos todo lo que nos quedaba dentro para hacer un buen papel e intentar ganarlo. No tiene menos importancia porque sea Junior.

Tenías más que perder que ganar…

No fue fácil volver a entrenar, después de acabar el mundial absoluto, pero me apetecía disputarlo, ganar otro título… Si no hubiera ido me hubiera arrepentido.

¿Te sientes una estrella?

No, en absoluto. No soy yo personalmente, es toda la generación y todo el equipo. En conjunto si que podemos marcar un antes y uno después en el waterpolo.

¿Pero has sido la mejora jugadora de Europa al 2012 y has ganado el título de la NCAA…

Si otro chica hubiera probado la aventura, probablemente hubiera tenido también éxito.

¿Cuánto te han influido tus entrenadores?

Mucho, muchísimo. Hacen más de lo que parece.

¿Qué puedes decir de Miki Oca?

En la piscina me ha ayudado a decidir en el momento adecuado la decisión correcta. Es un entrenador que tiene las cosas muy claras. Te marca los objetivos muy claros y por eso nos ha hecho llegar tan lejos.

¿Y de Nani Guiu?

Es un gran entrenador y que sabe tratar muy bien a las jugadoras. Sabe diferenciar lo que es un equipo femenino y un equipo masculino. A pesar de que entrenamos muy duro y acabamos muy cansadas, sabe cómo motivarnos para venir a entrenar con ganas y seguir mejorando, entrenando duro y creciendo.

¿Y cómo fue tener un entrenador serbio? Ellos son los que más saben de este deporte…

El masculino sí, el femenino no tanto… Puede que no sepan diferenciar lo que es un equipo masculino y un femenino, pero yo siempre intento sacar las cosas positivas de todas las experiencias. También hay cosas que he aprendido de allí, y estoy segura que la experiencia fue constructiva y también disfruté. Hay momentos duros, pero estoy segura que si no hubiera sido tan duro probablemente no hubiéramos  ganado la final.

¿Es el entrenador más duro que te has encontrado?

Posiblemente sí. No lo digo a la hora de entrenar, sino mentalmente. No solamente a la hora de recibir críticas, sino también de estar muchas horas en el agua, haciendo táctica, tener que estar concentrado…esto a veces se hace duro también.

¿Cómo trabajabais?

El trabajo era diferente. Sí que hacíamos trabajo físico, pero el que acababa de cansar más era haber estado 4 horas en el agua, y haber estado haciendo táctica de una manera de que si no salía bien las cosas, las repetías hasta que salía bien .

¿Cómo viste el tuit de Sergio Ramos?

Hemos escuchado muchas bromas sobre él, y hemos visto muchos comentarios de los qué ha hecho que quizá no vienen a cuento, pero nos lo tomamos como algo gracioso, más una ofensa.

¡Pero fuisteis campeonas del mundo!

Sí, pero sabemos cómo está la situación y no todo el mundo se entera de nuestro campeonato. Si hace dos años lo hubiéramos ganado, menos gente lo hubiera sabido.

Éste es el gol de oro de Anni que dio la victoria a USC en la NCAA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s